Google+ Followers

martes, 9 de julio de 2013

España pide a EE UU explicaciones sobre sus programas de vigilancia

El secretario de Estado Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, manifiesta su preocupación en Washington sobre el equilibrio entre privacidad y seguridad

 

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores de España, Gonzalo de Benito. / EFE

 
El secretario de Estado Asuntos Exteriores español Gonzalo de Benito, ha trasladado este lunes, durante su visita a Washington, la preocupación de España por los programas de vigilancia de Estados Unidos desvelados gracias a las filtraciones de Edward Snowden. Durante sus entrevistas con altos cargos del Departamento de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional, De Benito ha manifestado la necesidad de guardar un equilibrio entre la seguridad y la privacidad y ha constatado la voluntad de la Administración estadounidense por explicar a sus socios sus técnicas de espionaje.
De Benito ha señalado, en un encuentro con los medios españoles en la Embajada de España, que su inquietud sobre la ponderación entre la seguridad y el respeto a la privacidad de las instituciones y los ciudadanos ha sido manifestada “en términos generales” ya que, ha puntualizado, “no tenemos constancia de que nosotros hayamos sido espiados". “Por parte de EE UU hay una preocupación por los temas de seguridad y quieren ser leales con sus socios y aliados explicando esos programas”, ha señalado el secretario de Estado.
 
Durante sus encuentros con los responsables de la Administración –también se ha reunido con el influyente senador Bob Menéndez, presidente del comité de Relaciones Exteriores del Senado, pero con quien no ha tratado el asunto del espionaje- se ha coincidido en abordar el asunto de la vigilancia a terceros países “de manera colectiva”, ha indicado De Benito. Una circunstancia con la que convinieron el viernes pasado durante una conversación telefónica el presidente de EE UU. Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, y que este mismo lunes ha comenzado a materializarse en la primera reunión sobre la materia entre el Departamento de Justicia y representantes de la Comisión Europea, como ha recordado el secretario de Estado.
En vísperas de la sesión extraordinaria del Consejo de la Organización de Estados Americanos (OEA) convocada por Bolivia para analizar el desvío impuesto al avión del presidente de ese país, Evo Morales, por España, Portugal, Italia y Francia, ante las sospechas de que llevara a bordo a Snowden, De Benito ha reiterado las explicaciones sobre el episodio que ya ofreciera el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. “Con Bolivia hemos estado en contacto permanente desde el día del vuelo y les hemos explicado que se trató de un viaje con dificultades no suscitadas por nosotros y que no deberían hacer una amalgama con las razones de otros países”, ha señalado.
De Benito ha insistido en que cada uno de los países involucrados en el incidente debe dar sus propias explicaciones. “No va a haber aclaración conjunta”, ha subrayado. “Lo que España hizo ese día fue facilitar el viaje y solucionar los problemas que habían surgido durante ese vuelo”. Esa es la versión que se incluye en la carta que el embajador de España ante la OEA, Jorge Hevia, ha remitido a dicha organización en relación con la reunión del martes. Ninguno de los otros países implicados ha ofrecido ninguna versión sobre el incidente.
De Benito ha insistido en que cada uno de los países involucrados en el incidente del avión de Morales debe dar sus propias explicaciones
El secretario de Estado de Asuntos Exteriores ha sido menos específico a la hora de aclarar el intento de subir al avión de Morales por parte del embajador español en Austria durante la parada que se vio forzado a realizar en Viena, un episodio que ha molestado especialmente al presidente boliviano. “El ministro Margallo ha dicho que se había acordado un encuentro de ese tipo, pero, finalmente, no tuvo lugar”, ha explicado De Benito.
El dirigente español ha destacado el interés de España por las negociaciones del Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión, el tratado de libre comercio entre EE UU y la Unión Europea que este lunes ha comenzado a negociarse en Washington. De Benito ha manifestado su interés por que el nuevo pacto “regule todo lo que tiene que ver con comercio e inversiones” a través de una “negociación inclusiva”. El secretario ha subrayado que España será el cuarto país en beneficiarse del tratado, tras EE UU, Reino Unido y Alemania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario