Google+ Followers

jueves, 4 de julio de 2013

GOLPE DE ESTADO EN EGIPTO

El presidente interino de Egipto jura el cargo tras el golpe de Estado

Adly Mansur, hasta ahora el máximo juez de la Corte Constitucional, tomará posesión en un Cairo bajo control marcial

 
 

El jefe del Ejército, Al Sisí, durante la proclamación del golpe. / ATLAS
 
Antes de que los militares le eligieran como presidente interino, Adly Mansur apenas llevaba 48 horas como presidente del Tribunal Constitucional. De hecho solo hoy ha jurado como cabeza del alto tribunal, el día en el que ha prestado juramento de nuevo como jefe del Estado. Según el diario gubernamental Al Ahram, el nombramiento no ha tenido que ver con la crisis política que ha desembocado en el golpe de Estado que ha derrocado a Mohamed Morsi; hasta hace tres días, era vicepresidente del TC y le correspondía sustituir a Maher Buhairi al frente del cargo.
En su breve discurso de investidura, Mansur ha prometido elecciones y ha agradecido el papel de los militares, la policía y los medios de comunicación, además de alabar "a la juventud egipcia".
Los conflictos entre partidarios y detractores del presidente derrocado han dejado al menos 10 muertos a lo largo del país durante la pasada noche. Desde el inicio de la semana, han muerto más de 50 personas.
Mientras, según AFP, el presidente destituido está en poder de los militares en el edificio del ministerio de Defensa, mientras que el resto de su equipo está en otras instalaciones del Ejército en la capital. Las mismas fuentes sostienen que las fuerzas armadas se han lanzado a descabezar a los Hermanos Musulmanes, emitiendo más de 300 órdenes de detención. Según la agencia de noticias oficial Mena, los cabecillas de la organización islamista están detenidos en la cárcel de Torah, la misma que acogió al expresidente Hosni Mubarak.
También los canales de televisión islamistas han dejado de emitir, así como la emisora egipcia de la emisora catarí Al Jazeera, acusada por el Ejército de tener un sesgo favorable a Morsi y a los Hermanos Musulmanes.
Los mercados egipcios han reaccionado con euforia al derrocamiento de Morsi. La Bolsa de El Cairo ha subido más de un 7,5% a la apertura. Sin embargo, la cotización de la libra egipcia frente al dólar se ha mantenido al alza.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha declarado "muy preocupado" por las consecuencias del derrocamiento de Morsi. Obama, que ha evitado usar la palabra "golpe", ha pedido a los militares evitar detenciones "aleatorias". El presidente estadounidense, que pidió un "rápido" regreso a la normalidad democrática, ha anunciado que revisará el plan de ayuda militar por valor de 1.300 millones de dólares (1.000 millones de euros) aprobado por Washington en mayo.
Mientras, Rusia ha llamado a la "moderación" en el país, según un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores. Alexei Pushkov, portavoz de la comisión de Asuntos Exteriores de la cámara baja rusa, fue más brusco: "Los acontecimientos en Egipto prueban que la democracia no es la panacea, especialmente en países que no forman parte del mundo occidental". Pushkov ha apoyado la política de su país a favor del régimen sirio de Bashar el Asad. El propio Asad ha afirmado que el resultado del golpe prueba "el fracaso del islam político".

No hay comentarios:

Publicar un comentario