Google+ Followers

viernes, 5 de julio de 2013

EL DILEMA DE EVO

Evo Morales amaga con cerrar la embajada de EE UU en la Paz

El presidente de Bolivia define a los países europeos como "peones" del "gendarme"

 

Maduro, Morales y Correa, en Cochabamba. / JORGE BERNAL (AFP)
 
La defensa de la democracia, la dignidad y la soberanía de los pueblos implica ampliar la lucha para liberar a los pueblos y a los movimientos sociales de Europa, cuyos gobiernos están sometidos a Estados Unidos, según ha declarado el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien ha asegurado también que no le temblaría la mano para cerrar la embajada estadounidense en La Paz.
Los presidentes de Venezuela, Ecuador, Argentina, Uruguay y Surinam que, como miembros de UNASUR, han acudido a demostrar su pleno apoyo a Bolivia y a Morales, participaron de una concentración de trabajadores, productores de coca, agricultores y representantes de los sindicatos campesinos y de juntas vecinales en Cochabamba.
Morales fustigó a los países europeos y a Estados Unidos, durante un acto de masas en un coliseo local con aforo para 8.000 personas, después de resumir algunos momentos del incidente que vivió el martes cuando cuatro países -Francia, Espana, Italia y Portugal- cancelaron el permiso de sobrevuelo en el viaje de vuelta a Bolivia desde Moscú. El piloto, que advirtió problemas en la lectura del indicador de combustible, pidió aterrizar en el aeropuerto de Viena, donde Morales y su comitiva permanecieron 14 horas, tiempo en el que algunos diplomáticos europeos intentaron requisar el avión presidencial.
“Yo he escuchado que los países de Europa son defensores de la democracia, defensores de los derechos humanos y respetuosos de los tratados internacionales, pero han hecho todo lo contrario porque el gendarme los manda y los peones acatan lo que dice Estados Unidos. ¡Una vergüenza para Europa!”, ha exclamado para reconocer después que no puede entender cómo “los países europeos sean tan sometidos al gobierno de Estados Unidos”.
“Estamos en el tiempo de los pueblos, no de los imperios; debe de acabarse con los imperios, las oligarquías, las monarquías y las jerarquías”, dijo Morales. El presidente boliviano señaló que en las reuniones que ha celebrado con los líderes campesinos y de los movimientos sociales se ha advertido la amenaza de una conspiración, ante lo que aparentemente varias organizaciones sugirieron el cierre de la embajada de Estados Unidos en La Paz.
“Si fuera necesario cerrar la embajada de Estados Unidos. No me va a temblar la mano. No necesitamos embajada bajo el pretexto de cooperación o de relaciones diplomáticas. Estaríamos mejor, no los necesitamos. Tenemos otros aliados”, ha expresado ante el aplauso de sus seguidores.
La participación de los presidentes de Venezuela y Ecuador fue también de decidido apoyo al presidente Morales y dura crítica a la actitud de los países europeos que atendieron, presuntamente, la solicitud de Estados Unidos para detener el avión del presidente boliviano e intentar asegurarse de que uno de sus ciudadanos, el perseguido Edward Snowden, no estaba en la aeronave.
Nicolás Maduro y Rafael Correa aseguraron que quién se mete con Bolivia se mete con toda América Latina. Ambos, junto a sus colegas de Argentina, Uruguay y Surinam además de un representante de la presidenta brasileña, debaten en un hotel de Cochabamba las líneas de una política que como UNASUR adoptarán en sus relaciones con los países europeos y Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario